MI CORAZÓN, TU CORAZÓN

En el Día Mundial del Corazón, te pedimos que hagas una promesa. Una promesa de comer más sano, de ser más activo/a, de decir no al tabaco.

Una promesa… para mi corazón, para tu corazón, para todos nuestros corazones.